Salvar tu negocio y no morir en el intento.

Empieza a ser una rutina lo de oír a diario las conversaciones de la gente, los alumnos y los clientes, sobre qué hacer para vender más, y como no naufragar en estos tiempos de crisis, en los que la reducción del consumo y la capacidad adquisitiva, han mermado casi todos los negocios (salvo excepciones…).

quemado2

 

Trabajando en el mundo de la comercialización, es casi inevitable tener tu propia visión del tema, así que aquí os dejo algunos puntos, que sin pretender ser una fórmula mágica y por la experiencia que tengo, no están de mas recordar de vez en cuando:

1. Plantéate la crisis como una oportunidad para mejorar tu negocio y crecer personalmente. Esto significa dar un giro de 180º en muchos casos y replantearse la empresa desde cero, quien eres, qué sabes hacer bien, donde quieres estar dentro de cinco años (realistamente hablando) y sobre todo, qué debo mejorar para conseguirlo.

La crisis nos dá oportunidad de tener más tiempo para reflexionar, o al menos, hemos de intentar aprovechar el tiempo que antes empleábamos vendiendo, para en lugar de deprimirnos, desarrollar una estrategia de reconversión del propio negocio. Lo que antes funcionaba ahora ya no, y la competencia es cada vez mayor, y mejor… Ponte las pilas. Analiza tu negocio desde una perspectiva crítica, no egocéntrica, y hazte esta pregunta ¿que debo mejorar?. No tengas miedo a cambiar, el cambio es la base de la evolución. Ser humildes, e identificar nuestras áreas de mejora es el primer paso para el cambio.

2. Analiza a tu competencia e identifícala bien, a veces perdemos el tiempo investigando donde menos interesa. Existen dos tipos de competidores:

  • Directos (los que venden lo mismo que tú, al mismo cliente que tú geográfica, demográfica o psicográficamente hablando).
  • Indirectos (los que venden algo diferente que tú, al mismo público que tú, y que puede llegar a ser un sustitutivo de tu producto o servicio. Por ejemplo, una academia de peluquería puede ser un sustituto de una peluquería, y mas en tiempos de crisis). Estos son los mas peligrosos, por pasar normalmente desapercibidos.

 

3. Investiga y aprende de los mejores. Da igual que sean grandes empresas con grandes presupuestos y recursos, su enfoque, su canales, y su formas de comunicación pueden darte ideas todos los días.

4. Rodéate de expertos. Esto agilizará cualquier cambio necesario y evitará que pierdas tiempo en tareas que otros saben hacer mejor que tú. Centra tu tiempo en lo esencial, en lo que sabes, o debes hacer realmente. Es un placer ver como empieza a fluir todo cuando comienzas a delegar.

5. Haz campañas comerciales con una visión global y estratégica. No gastes tu dinero en acciones sueltas. Ten una perspectiva general que te ayude a crear sinergia entre unas acciones y otras, rentabilizando tu prespuesto.

6. Aprovecha las redes sociales y los nuevos hábitos de consumo y ocio. La nuevas plataformas y la cultura de internet ofrecen oportunidades inmejorables para generar trafico a tu web y a tu punto de venta.

7. La publicidad agresiva ya no funciona. Lanza mensajes de utilidad e interés según los diferentes tipos de públicos que tengas, busca la participación y generar simpatía hacia la empresa con incentivos. Solo los que sean capaces de aportar valor al cliente, más allá de su habitual actividad mercantil, serán los que superen la crisis y hagan avanzar su negocio, manteniendo los clientes, una vez las aguas vuelvan a su cauce.

8. No repitas los mismos hábitos de siempre. Si lo que estás haciendo ya no funciona, prueba formas distintas de hacer las cosas. A veces alejarse del problema durante un tiempo puede ser algo positivo. Viaja, estudia, pinta, lee, baila… da alas a tu imaginación y se creativo.

9. Abre tu mente, habla, comparte, escucha, aprende todos los días, no creas que lo sabes todo, y absorbe como una esponja cualquier idea o sugerencia que otros te puedan dar (especialmente si proviene de un experto).

10. No te tomes nada personalmente. (tampoco este post) No se trata de ti, la crisis afecta a todo el mundo. Míralo todo como una oportunidad!

Y para terminar, si al leer este post, hay algún punto que te haya producido una especial tensión emocional, entonces a ese punto, dedícale el doble atención!!!

¿Que otros aspectos consideráis relevantes bajo vuestra experiencia en el día a día, para salvar vuestro negocio y no morir en el intento?

3 pensamientos en “Salvar tu negocio y no morir en el intento.

  1. Fernando

    Un post para recordar cada día. Como no tengo mucha memoria tendré que visitarlo a menudo. Gracias por las ideas

    Responder
    1. thoti

      .. jo, que buen artículo!.. le pone a uno las pilas y sobre todo le anima a encontrar aquello que debemos corregir para conseguir lo que queremos.. ser críticos, analizar, aprender de los que lo hacen bien.. ser constructivos y más creativos, abrirnos a los profesionales.. me han parecido muy buenas tus indicaciones.. parece que con gente como tu, se despeja un poco la densa niebla de la crisis.. gracias por todo.. saludos..

      Responder
      1. Nieves Fuster Fernández Autor

        Thoti, gracias por tu feedback!
        Me das una idea para poner otro punto:

      2. “Aliméntate bien, no solo de pan vive el hombre. El feedback de lo que haces es fundamental para saber si vas por el camino correcto”
        Pero seguro que hay muchas otras ideas a tener en cuenta, espero que os animéis a ir compartiéndolas… y hacer click en “RSS DE LOS COMENTARIOS” si queréis tener feedback!
      3. Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *